En pleno siglo XIII, las Siete Partidas de Alfonso X el Sabio ya se preocuparon por definir el juego de relaciones entre docentes y discentes. Su Ley Sexta advertía del riesgo que para la sociedad derivaba de un desordenado desarrollo de los procesos de aprendizaje, postulando frente a ello las bondades de lo que hoy llamamos universidades, en tanto que instituciones sobre las que convergían los intereses de profesores y alumnos, en beneficio común de todos: “ayuntamiento e cofradias de muchos omes defendieron los sabios antiguos, que non se fiziesen en las villas, nin en los reynos, por que dello se levanta mas mal que bien. Pero tenemos por derecho que los maestros e los escolares puedan esto fazer en estudio general, por que ellos se ayuntan con entencion de fazer bien, e son extraños e de logares departidos. Onde conviene que se ayunten todos a derecho, quando les fuere menester en las cosas, que fueren a pro de sus estudios e amparança de si mismos de lo suyo”.

Los antiguos alumnos de los Cursos de Especialización en Derecho constituyen nuestro mayor orgullo. Representan el espíritu del viejo Estudio Salmanticense; de una Universidad en la que las enseñanzas jurídicas han vertebrado gran parte de su actividad histórica, pero que también se renueva día a día, produciendo conocimiento que se transfiere a una sociedad cada día más compleja y exigente. En suma, queremos seguir siendo ese "ayuntamiento de profesores y alumnos" que juntos trabajan en beneficio de nuestras respectivas sociedades.

Para nosotros es esencial que en nuestros alumnos perviva un sentimiento de vinculación a una nueva alma mater; que se sientan orgullosos del lugar en el que obtuvieron su grado, pero que también experimenten la sensación de formar parte de una tradición que arrancó hace casi ocho siglos de la mano del Rey Alfonso IX de León, abuelo del Rey Sabio. Su vinculación a Alumni-Universidad de Salamanca les ofrece cobertura formal a esta nueva filiación académica, pero lo que realmente nos gustaría es que permanezca en ellos y entre ellos la conexión con esta vieja Institución y que, de algún modo, se mantenga una continua identificación con ella.