Crónica de una ciudad histórica

Patio de Escuelas y fachada de la Universidad de Salamanca A lo largo de los siglos, las referencias de todo tipo de autores a la ciudad de Salamanca no han sido escasas. Esa abundancia del nombre de Salamanca en textos de toda índole ha estado motivada, fundamentalmente, por su Universidad y las situaciones derivadas de ella. La monumentalidad de la urbe fue fruto de su condición y, por tanto, la permanente atracción que han ejercido esos edificios también tiene su origen en el carácter universitario salmantino. En su casco antiguo conviven la solidez de la ingeniería romana con vestigios de la cultura árabe; el arte románico de los repobladores con el gótico, el renacimiento y el barroco, estilos que otorgaron a la ciudad la fisonomía del “alto soto de torres” del que, ya en tiempos relativamente recientes, habló el Rector Miguel de Unamuno.

Su majestuosidad y el legado artístico y cultural cedido durante siglos hicieron que Salamanca fuera declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1988 y Ciudad Europea de la Cultura en 2002. En 2003, su Semana Santa fue declarada de Interés Turístico Internacional. En 2005 acogió la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrando desde ese mismo año, y cada año, el Festival Internacional de las Artes de Castilla y León.

Las dos Catedrales y el Puente Romano sobre el Tormes Situada al Suroeste de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, a poco más de 200 Km al Noroeste de Madrid, Salamanca se eleva 800 m sobre el nivel del mar sobre tres colinas a orillas del río Tormes. Capital de la homónima provincia, destaca por el tono dorado característico de la piedra utilizada, la piedra de Villamayor, que permite realizar finas filigranas y que, por su alto contenido en hierro, se oxida al aire, plasmando así su color característico. Su morfología urbana mantiene en gran parte la red viaria medieval. El municipio apenas alcanza los 150.000 habitantes, pero su conurbación casi duplica esa cifra.

Convento de San Esteban (Dominicos) Ya es sabido: Salamanca destaca principalmente por su Universidad, cuyo Edificio Histórico fue iniciado en 1411, casi doscientos años después de que Alfonso IX de León fundara el Viejo Estudio, y al que se añadió en 1529 su célebre fachada plateresca. Pero el caminante pecaría gravemente si ignorara su Puente Romano, del siglo I d.C., acompañado del antiquísimo toro vacceo del s. V a.C., sobre el que el Lazarillo de Tormes fue descalabrado por el ciego; o sus dos Catedrales: la Vieja, iniciada románica en 1140, y la Nueva, cuyas obras comenzaron en 1513 y se prolongaron hasta 1733. Ineludible es también la visita a la Casa de las Conchas, concluida en 1517 a instancia de Rodrigo Maldonado, que fue durante un tiempo cárcel de la Universidad y hoy aloja una Biblioteca Pública del Estado; o el espectacular convento de San Esteban, cuyo actual edificio, terminado en 1610, constituye el lugar donde hoy reposan los restos de los dominicos Francisco de Vitoria, Domingo de Soto, Pedro de Sotomayor o Bartolomé de Medina, algunos de los cuales dieron forma a la Escuela de Salamanca, origen del actual Derecho Internacional. Frente a la influencia de la Orden de Predicadores, y bajo la protección de Margarita de Austria, esposa del Rey Felipe III, en 1754 fue concluida la espectacular iglesia barroca de la Compañía de Jesús, más conocida como Clerecía.

Vista nocturna de la Plaza Mayor de Salamanca Pero la sala de máquinas de Salamanca es su Plaza Mayor, no tan antigua como muchos creen, de la que recientemente hemos celebrado el 250 aniversario de su plena factura, en 1755. Su primer arquitecto fue Alberto Churriguera, sustituido a su muerte por Andrés García de Quiñones. Es considerada por muchos una de las plazas más hermosas del mundo. Aunque lo parezca, no es un cuadrado perfecto; ninguna de sus cuatro fachadas mide lo mismo. Sin contar sus soportales, ocupa una superficie de unos 6.400 m2, limitados por 88 arcos de medio punto con medallones de personajes históricos españoles representados en sus albanegas. La Plaza Mayor es el ágora de la ciudad, el mentidero en el que sus habitantes comparten su existencia. En ella se encuentran innumerables bares y terrazas, además de la cafetería más antigua de la ciudad, el centenario Novelty (que en Salamanca pronunciamos cargando el acento en la "e"), punto de encuentro habitual de los literatos y artistas que por sus mesas han pasado desde su inauguración, en 1905.

Cafe Novelty. En primer plano, estatua sentada del escritor Gonzalo Torrente Ballester La villa enamora por el carácter tranquilo de sus gentes y por el ambiente misterioso que se respira en cada una de sus calles.

La influencia universitaria ha permitido que en Salamanca coincidan importantes instituciones científicas y centros de investigación, como el Centro de Investigación del Cáncer, el Instituto de Neurociencias de Castilla y León, el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Agua, el Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos o el Centro de Referencia Estatal sobre el Alzheimer. Además, en la actualidad, está considerada como el gran referente mundial en la enseñanza del castellano.

Pasea por la ciudad con esta audioguía

Audioguía del Ayuntamiento de Salamanca Salamanca es relativamente pequeña, a la medida del ser humano, pero a lo largo y ancho de su viejo callejero atesora un bagaje histórico y cultural excepcional, reconocido por la UNESCO en 1988 al otorgarle la condición de Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Sea invierno o verano, un simple paseo se convierte en una experiencia única, y quienes lo hacen dan fe del apelativo con el que es mundialmente conocida: "Roma la Chica".

Porque queremos que así sea, a continuación se ofrece la colección de archivos de sonido que el Ayuntamiento de la Capital ha preparado para sus ilustres visitantes, y a la que también se puede acceder desde su página web http://www.audioguiasalamanca.es, de libre acceso. Quienes lo deseen, pueden descargarlos en su smartphone, tablet o reproductor de mp3 para disfrutar de un guía turístico personal que introduce en la leyenda al pasajero, contando al oído los mil y un detalles que nos esperan a la vuelta de cada esquina:

01 - Introducción.

02 - La Plaza Mayor.

03 - La Casa de las Conchas.

04 - Interior de la Casa de las Conchas.

05 - La Clerecía.

06 - La Universidad.

07 - El Aula de Fray Luis de León.

08 - El Paraninfo de la Universidad.

09 - La Escalera de la Universidad.

10 - ¿Dónde está la rana?

11 - El Patio de Escuelas Menores.

12 - El Palacio de Anaya.

13 - La fachada de la Catedral Nueva.

14 - Interior de la Catedral Nueva.

15 - Interior de la Catedral Vieja.

16 - El Crucero.

17 - El Puente Romano.

18 - Historia y tradición del Lunes de Aguas.

19 - La Casa Lis.

20 - Interior de la Casa Lis.

21 - El Patio Chico.

22 - El Huerto de Calixto y Melibea.

23 - La Cueva de Salamanca.

24 - El Convento de San Esteban.

25 - Palacio de La Salina.

Visitas